El “piercing” dental está de moda y es respaldado por los odontólogos


Cada vez más mujeres eligen colocarse un brillante en un diente. No tiene contraindicaciones y los precios oscilan entre los 50 y 3 mil pesos

skyceEl “skyce” o “piercing” dental es una tendencia que tiene por objetivo embellecer la sonrisa. Para garantizar que la colocación sea correcta, lo ideal es que la realice un odontólogo. Los precios pueden oscilar entre 50 pesos y 3.000 pesos; la mayoría de quienes se lo aplican son mujeres.
Para llevar adelante esta aplicación estética se trabaja sobre la superficie del diente y no se afecta el esmalte que lo recubre. Lo importante de esta práctica es que, siempre y cuando se siga el procedimiento correcto, no afecta la salud bucal. Rodrigo Moreno, odontólogo, explicó que “la odontología va hacia la mínima invasión; esta práctica es sólo una cuestión estética”.

Para Silvina Ambrosi, que también es odontóloga, lo más importante en estos procesos es que “sean reversibles”. El método es bastante sencillo porque “se lava el esmalte del diente, luego se coloca un adhesivo, posteriormente el cemento y, al final, va el piercing”, informó Ambrosi. 

El protocolo que se utiliza es el mismo que para adherir un braket, es indoloro y lo mejor es que se puede retirar sin mayores complicaciones. El diente donde estaba colocado el piercing quedará igual que antes. La importancia de hacerlo con un odontólogo está justamente en que sabrá realizar adecuadamente el lavado de la pieza dental.

Esta técnica se llama gravado y se realiza con ácido fosfórico que “se aplica con una determinada concentración, lo que genera una superficie reactiva en la que luego se coloca el adhesivo”, resaltó Martínez. 

Para que “brille” mejor

Hace seis años, Mariana Sarmiento decidió colocarse un brillante sobre uno de sus incisivos: “Se lo vi a una vecina y me interesó más cuando supe que no se perforaba el diente, sino que iba puesto encima”.
Justamente, si este método no se realiza bien se puede afectar tanto la estética del diente como la salud bucal. Una de las posibles consecuencias es el cambio de color de la pieza dental y la aparición de placa bacteriana.

Otro detalle importante tiene que ver con el cemento que se utiliza para pegar el arito, ya que “debe estar bien hecho para que la adhesión sea mejor y dure más”, indicó la odontóloga. Lo que permite el correcto secado del cemento es la utilización de una lámpara de polimerización, instrumento que sólo tienen los dentistas.

Claudia Di Cesare había acompañado a su hija a la odontóloga cuando decidió consultarle por esta práctica. Al saber que se podía retirar y que no la afectaría, se lo aplicó. “Me pareció simpático, creo que repercute en una buena dentadura”, aseguró.
La duración del “piercing” va a variar según la calidad del cemento utilizado y la correcta higiene bucal que tenga la persona. También puede influir el tipo de alimento que se ingiera. “A mí se me despegó una vez, pero volví al odontólogo y me lo colocó nuevamente. Nunca más tuve problemas”, recordó Mariana.

Los costos
No existe un precio preestablecido sobre cuánto cobrar por la colocación del piercing. La pieza, generalmente, la compra el interesado. El valor de los aritos empieza en 17 pesos, pero no existe un techo, ya que depende del material.

Los aritos pueden ser de: plástico, metales o piedras preciosas. Aunque existen muchos diseños, lo más común es el brillante. Los precios de la colocación pueden rondar entre los 50 pesos y los 3.000 pesos. Son las mujeres quienes más se interesan por esta “brillante” propuesta.

Fuente: El Sol online

FacebookLinkedInGoogle GmailDeliciousPrintEmailShare
  1. No hay Comentarios
(No será publicado)